Ontinyent psyco-logo

Un rincón para hablar de psicología y logopedia


Deja un comentario

LA LECCIÓN DE LA MARIPOSA

LA LECCIÓN DE LA MARIPOSA


Anónimo

Un hombre capullomariposaencontró el capullo de una mariposa. Un día, apareció en él una pequeña abertura. El hombre se sentó y observó durante varias horas cómo la mariposa luchaba, esforzándose para poder pasar a través de ese pequeño agujerito.

El hombre pensó que no progresaba, que la mariposa había llegado al límite de sus posibilidades y que no podía seguir avanzando; entonces, decidió ayudarla.

Tomó una tijera y cortó el pedacito restante del capullo.

La mariposa, entonces, salió muy fácilmente. Pero tenía el cuerpo hinchado y las alas pequeñas y arrugadas. El hombre siguió observando a la mariposa, esperando que, en cualquier momento, las alas pudieran agrandarse y expandirse para poder soportar el cuerpo que, de un momento a otro se contraería.

Pero esto no sucedió; la mariposa pasó el resto de su corta vida arrastrándose con el cuerpo hinchado y las alas encogidas, y nunca llegó a volar.mariposa

El hombre no había comprendido, en su buena intención y apuro por ayudar, que el obstáculo del capullo y la lucha necesaria para que la mariposa pudiera pasar por la diminuta abertura , era el modo en que la naturaleza obligaba a que el fluído del cuerpo de la mariposa llegara hasta sus alas para que estuviera en condiciones de volar, una vez liberada del capullo.

Reflexión

Entre otras, una de las reflexiones que se me ocurren con este cuento es lo nociva que puede llegar a ser la educación excesivamente sobreprotectora con nuestros hijos. Sentimos un amor tal que muchas veces intentamos protegerles de todos los males del mundo, o queremos librarlos de hacer algunos esfuerzos que no nos importa hacer por ellos, o siempre les vemos pequeños para que empiecen a responsabilizarse de cosas, o, o…..

Sin embargo, al igual que la mariposa no pudo desarrollar bien sus alas sin su propia lucha por salir del capullo, tampoco los niños son capaces de desarrollar sus propios recursos para tener una vida autónoma y sana si no les enseñamos a ello. Si no les dejamos hacer su cama porque, “total, eso es un momento, a mí no me cuesta trabajo”, o no les enviamos a hacer algún recado porque, “ay, y si cuando va hacia la tienda le ocurre algo…”, o les rodeamos de todos los bienes materiales que podemos alcanzar a comprar sin ningún esfuerzo por su parte…

Los niños deben desarrollar sus propias alas para volar por el mundo, cuanto más y mejores recursos de autonomía responsable les demos mejor se sabrán defender en él, si saben darle un valor al esfuerzo y aprenden a tolerar las frustraciones cuando son pequeños, más ímpetu tendrán para luchar por conseguir aquello con lo que sueñan y más complicado será que desistan de su empeño. 

No cortemos su capullo, dejemos que aprendan a salir solos de él mientras estamos ahí para ayudarles, enseñarles, guiarles y darles todo el amor que necesiten en el trayecto. 

Montse García


Deja un comentario

LA METÁFORA DEL BILLETE

billeteEn la Universidad, un profesor observó que en una de sus clases los alumnos no tenían la motivación suficiente y estaba detectando que la autoestima estaba cada vez más baja entre ellos, así que un día comenzó su conferencia sosteniendo en su mano un billete de 500 euros mientras se lo enseñaba a todo el alumnado.

En el aula había en ese momento más de cien estudiantes a los que les preguntó:
– “¿Quién de vosotros desearía que le regalara este billete de 500€?”

De inmediato se levantaron muchas manos, tal como era de prever. El profesor entonces dijo:
– ” Voy a dar estos 500 € a uno de vosotros, pero primero dejadme hacer esto.”

De inmediato procedió a estrujar el billete, preguntando después:
“¿Alguien lo quiere todavía?”. Las manos se levantaron nuevamente y en mayor número que antes.
– “Bien,” replicó, “¿qué pasa si yo hago esto?”BILLETE4

Lo tiró al suelo y comenzó a pisarlo con su zapato. Lo levantó del suelo, ahora completamente aplastado y sucio.
“Ahora, ¿quién de vosotros todavía lo quiere? Otra vez las manos de casi todos los estudiantes se levantaron rápidamente. “Bien, pues seguidme un momento”, dijo mientras salía por la puerta de la clase sin detenerse hasta llegar al exterior del edificio.

Esperó a que terminaran de salir sus alumnos y cuando todos de nuevo le habían rodeado, cogió el billete sucio que llevaba aun en su mano y lo tiró a un charco lleno de barro y hojas secas volviendo a pisarlo para que se quedara totalmente inmerso en el lodo.

“¿Alguien de vosotros lo querría todavía?” preguntó a la concurrencia, volviendo a ver como todas las manos se levantaban de nuevo. “Queridos alumnos, acabáis de aprender la lección más importante del todo el curso”.

Los alumnos se miraban entre si perplejos sin acabar de entender lo que su viejo profesor quería transmitirles, pero siguió hablando.

BILLETE3“No importa lo que le pasó al billete. Lo he arrugado, tirado al suelo, lo he pisoteado, lo he metido dentro del barro más sucio y aún a pesar de todo ello, ustedes todavía desean tenerlo. ¿Por qué? Sencillo, porque todavía no ha perdido su valor. Todavía vale 500 €.”

“Muchas veces en nuestras vidas, somos pisoteados, estrujados, y tirados al barro. La vida y las circunstancias nos hacen pasar por momentos duros y nos sentimos como si fuéramos inservibles, como si no sirviésemos para nada absolutamente. Sin embargo no importa lo que haya ocurrido o lo que ocurrirá, vosotros nunca perderéis vuestro valor, porque lo que vosotros valéis no reside en la situación que os rodea ni en las condiciones en que vivís en cada momento, el verdadero valor reside en vuestro interior y eso nunca cambiará. Y nada, por duro o malo que ocurra, podrá modificar el valor interior de cada uno de vosotros, no lo olvidéis nunca.” “Sucio o limpio, pisoteado, arrugado, o impecablemente planchado, vosotros sois lo que hay dentro de cada uno. “El valor de nuestras vidas no se establece por lo que hacemos ni por a quien conocemos sino por los que SOMOS.

 

Montse García

 

Fuente: Motivalia.blogspot.com

 

 


Deja un comentario

CUENTO: ABRIENDO PUERTAS

miedo3

«En una tierra en cruda guerra, había un Rey que causaba espanto… Siempre que capturaba prisioneros, no los mataba, los llevaba a una gran sala, oscura y de fuertes muros de piedra, en la que había un grupo de arqueros de su ejército. Sobre uno de los lados de esa terrorífica sala de la muerte, estaban reunidos los arqueros, y sobre la otra pared, había, cerrada con una tranca,una puerta de pesadas y atormentadoras hojas. Sobre la misma se veían figuras de calaveras cubiertas de sangre, junto a otras aterradoras imágenes. En esta sala el Rey les ordenaba a los prisioneros formar un círculo, y dirigiéndoles la palabra les decía: ustedes podrán elegir entre morir en forma rápida y segura, flechados por mis arqueros, o pasar por aquella pesada puerta, la que por mí mismo será trancada, una vez que hayan pasado.Todos escogían ser muertos en forma rápida, por los arqueros del Rey.

Al finalizar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido al Rey, dirigiéndose a su soberano, le dijo: Señor, ¿le puedo hacer una pregunta?
-¿Qué cosa hay detrás de tan asustadora y temida puerta? miedo
– Vaya y vea por usted mismo!!! le respondió el Rey. El valiente soldado, entonces, abre temerosamente la puerta y a medida que lo hace, los rayos del sol van entrando y aclarando el ambiente y finalmente descubre, absolutamente incrédulo y sorprendido que la terrorífica puerta se abría sobre un camino que conducía a la LIBERTAD!!!

El soldado, sin poder salir de su asombro, apenas puede escuchar la voz de su Rey que le dice: Yo les daba a ellos la alternativa de elegir que escogieran qué hacer con respecto a sus vidas. !!!Pero ellos preferían morir antes de arriesgarse a abrir esa pesada puerta!!!»
¿Cuántas puertas dejamos de abrir por el miedo a arriesgar? ¿Cuántas veces perdemos lalibertad y morimos por dentro, por sentirnos con miedo a abrir la puerta de nuestros sueños? !Que tengas siempre la decisión y el coraje de abrir sin miedo tus nuevas puertas!

Montse García

Fuente
Fuente: Educar las emociones.
Autores: Mireya Vivas / Domingo Gallego / Belkis González
 


Deja un comentario

LAS TRES PIPAS

Leyenda India

 

TRESPIPAS3Una vez un miembro de la tribu se presentó furioso ante su jefe para informarle que estaba decidido a tomar venganza de un enemigo que lo había ofendido gravemente. ¡Quería ir inmediatamente y matarlo sin piedad!

El jefe lo escuchó atentamente y luego le propuso que fuera a hacer lo que tenía pensado, pero, antes de hacerlo, llenara su pipa de tabaco y la fumara con calma al pie del árbol sagrado del pueblo.

El hombre cargó su pipa y fue a sentarse bajo la copa del gran árbol. Tardó una hora en terminar la pipa. Luego sacudió las cenizas y decidió volver a hablar con el jefe para decirle que lo había pensado mejor, que era excesivo matar a su enemigo pero que sí le daría una paliza memorable para que nunca se olvidara de la ofensa.

Nuevamente el anciano lo escuchó y aprobó su decisión, pero le ordenó que, ya que había cambiado de parecer, llenara otra vez la pipa y fuera a fumarla al mismo lugar. También esta vez el hombre cumplió su encargo y gastó media hora meditando.

Después regresó a donde estaba el cacique y le dijo que consideraba excesivo castigar físicamente a su enemigo, pero que iría a echarle en cara su mala acción y le haría pasar vergüenza delante de todos.

TRESPIPAS2Como siempre, fue escuchado con bondad, pero el anciano volvió a ordenarleque repitiera su meditación como lo había hecho las veces anteriores. El hombre medio molesto pero ya mucho más sereno, se dirigió al árbol centenario y allí sentado fue convirtiendo en humo, su tabaco y su bronca.

Cuando terminó, volvió al jefe y le dijo:

– “Pensándolo mejor, veo que la cosa no es para tanto. Iré donde me espera mi agresor para darle un abrazo. Así recuperaré un amigo que seguramente se arrepentirá de lo que ha hecho”.

El jefe le regaló dos cargas de tabaco para que fueran a fumar juntos al pie del árbol, diciéndole:

– “Eso es precisamente lo que tenía que pedirte, pero no podía decírtelo yo; era necesario darte tiempo para que lo descubrieras tu mismo”.

Montse García


Deja un comentario

LA METÁFORA DEL VASO DE AGUA

Anónimo

Estaba una psicóloga conduciendo una sesión grupal. En ese momento levantó un vaso de agua y cuando todos esperaban oír la pregunta: “¿Está el vaso medio lleno o medio vacío?”; ella preguntó:

vasoagua– ¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas de los componentes del grupo variaron entre 200 y 250 gramos.

Pero la psicóloga respondió:

– El peso absoluto no es importante porque dependerá de cuanto tiempo sostengo el vaso. Si lo sostengo durante 1 minuto, no es problema. Si lo sostengo 1 hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado y más difícil de soportar se vuelve.

vasoagua2Después continuó diciendo:

– Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas en ellos un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado e incapaz de hacer nada.

 

¡Acuérdate de soltar el vaso!

 

Montse García


Deja un comentario

CUENTO: BIENVENIDOS A HOLANDA

 

Emily Pearl Kinsgley, escritora del programa de TV “Barrio Sésamo” y madre de un niño con Síndrome de Down, escribió este cuento para describir la experiencia de educar a un hijo con necesidades especiales.

 

 

“Esperar un bebé es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia: compras muchas guías de turismo y haces unos planes maravillosos: el Coliseo, el David de Miguel Angel, las góndolas de Venecia…También puedes aprender algunas frases en italiano. Todo es muy excitante.

 

NECESIDADES ESPECIALES2

Después de meses de preparación, finalmente llega el día: haces la maleta y estás muy nervioso.

Algunas horas después, en el avión, la azafata dice: “Bienvenidos a Holanda”.
“¿Holanda?”, preguntas. “¿Cómo que Holanda? ¡Yo pagué para ir a Italia! Toda mi vida he soñado con ir a Italia.”

Sin embargo, ha habido un cambio en el plan de vuelo, el avión ha aterrizado en Holanda y ahí te tienes que quedar. Así que tienes que salir y comprar nuevas guías de turismo, incluso tendrás que aprender un idioma nuevo.

NECESIDADES ESPECIALES

Pero todos tus conocidos están ocupados yendo y viniendo de Italia, presumiendo de los días maravillosos que han pasado. Y durante el resto de tu vida, te dirás: “Sí, ahí es donde se suponía que iba yo. Eso es lo que yo había planeado.”

Pero si te pasas la vida lamentándote por el hecho de no haber podido visitar Italia, es posible que nunca te sientas lo suficientemente libre como para disfrutar de las cosas tan especiales y tan encantadoras que tiene Holanda”.

 

 

 

Es un cuento maravilloso y muy emotivo que ayuda a entender lo importante que resulta luchar para superar las dificultades y obstáculos que encontramos en la vida para de ese modo lograr disfrutar cada momento del viaje que nos ha tocado hacer.